Traemos más macetas de producción propia. A ver si os gustan.

Esta primera es una prueba que salió bastante bien.

 

Una pintada.

 

Sin esmaltar.

 

 

Un poquito de azul.

 

Shirokouchi.

Un par de kuramas.

Y la joya de la corona:

 

 

Un saludo.

David.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.