¡Hola!

Poco a poco retomamos la actividad habitual. En este caso trabajaremos un sencillo pino silvestre.

Antes. 2017-10-23

Es un árbol con una bonita corteza aunque algo juvenil todavía. Tiene un nacimiento con mucho movimiento hacia la izquierda y un shari y un jin con carácter en el tachiagari que le dan movimiento hacia la derecha, la pena es que tras la curva que tiene hacia la mitad, el tronco es muy monótono. Como hay que arreglar el tocón de la parte superior, aprovecharemos para darle carácter. La rama final se mueve demasiado hacia la izquierda desestabilizando el conjunto.

 

Después del trabajo.

Se le hizo jin y shari y además, con la ayuda de un tensor, se le dio algo de movimiento a la parte final volviendo el árbol hacia la derecha para volver de nuevo hacia la izquierda. De esta manera obtenemos un diseño en el que destaca un gran movimiento hacia la izquierda que queda estabilizado con el jin de la parte baja y con la curva del último tercio que gira hacia la derecha ayudada por el pequeño jin. Las ramitas se han colocado de modo que acompañen todos estos movimientos prestando especial atención a la ubicación de los brotes de manera que todos reciban luz por igual y mantengan una aireación suficiente para que no se sofoquen unos a otros.

No se le han quitado acículas, salvo alguna que impedía pasar los alambres. Sacrificamos el aspecto estético del trabajo en detrimento del vigor, por lo que también perdemos algo de aireación aunque sin perjuicio del cultivo, puesto que ahora mismo tiene poca ramificación, así brotará con fuerza el año que viene, lo que nos ayudará a fijar la posición de las ramas y a aumentar la densidad con una buena planificación del pinzado.

 

Comparativa

En esta última foto se puede apreciar mejor el cambio.

Deseando que os guste nos despedimos.

¡Hasta la siguiente entrada!

David.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.