Hoy vamos a ver cómo convertir un material de vivero en un bonsái digno de llevar a cualquier exposición.

Este es nuetro ejemplo, un Taxus baccata que podemos adquirir en cualquier vivero de la zona. Es un material sencillo, pero si rebuscamos podemos encontrar cosas interesantes.

Aun le queda fijar la posición de las ramas y ganar madurez, pero el resultado obtenido en 6 años es excelente.

Espero que os guste.

Hasta pronto.

David.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.